El Banco de Alimentos de Melilla se constituyó en abril de 2006 y el almacén estaba ubicado en un pequeño local de la Urbanización Las Palmeras.

El presidente fundador fue D. Juan Paredes Casado junto con diez miembros promotores.

En pocos meses se empezó el reparto de alimentos gracias al trabajo arduo de un grupo de amigas y amigos que dieron sus primeros pasos con infinidad de gestiones para ir organizando lo que pretendían fuese el Banco, en el que tenían puesta su ambición para dedicar el tiempo libre fundamentalmente a ayudar a las familias más vulnerables de nuestra ciudad.

Poco a poco se fue dotando al Banco de la infraestructura necesaria: estanterías industriales, maquinaría de transporte, frigorífico, furgoneta, etc. También mobiliario y materiales de oficina, y equipos informáticos…

Como asociación no lucrativa, apolítica y aconfesional tratamos de contribuir, en el ámbito del voluntariado social, a la recuperación de los excedentes alimenticios aptos de nuestra sociedad destinándolos a revertir la situación de las personas en riesgo de exclusión social de Melilla a través de entidades benéficas que participan en nuestra red de colaboración.

Todo esto se hace posible gracias al fomento del espíritu solidario de los melillenses y a la difusión de los valores humanos necesarios para tratar de solucionar la necesidad básica del cualquier ser humano: la alimentación.

Desde los comienzos, el Banco de Alimentos de Melilla nació con cinco objetivos:

  • Resolver el hambre en nuestra ciudad.
  • Combatir el desperdicio de alimentos.
  • Luchar por la inclusión social en todos los ámbitos.
  • Sensibilizar sobre un consumo responsable.
  • Conservar y proteger el medio ambiente.

Distinciones:

  • Reconocimiento como Socio de Honor de BANCOSOL en 2006
  • Premio Colaboración con Centro Asistencial de Melilla en su Centenario 1915-2015
  • Premio al Mérito Social de la Ciudad Autónoma de Melilla 2015

Apoyo de Paloma Gómez Borrero al Banco de Alimentos. 2007